Hola, me llamo Sara y soy ama de casa.

Tengo 32 años y siempre mantuve una buena línea sin hacer mucho deporte ni cuidarme excesivamente, pero todo cambió después de tener a mis 2 hijos. Apenas se llevan 1 año y todo eso pasa factura.

Me hablaron de un entrenador personal que también era dietista, y que trabajaba con toda clase de personas desde deportistas a personas mayores o gente como yo, que simplemente querían recobrar el cuerpo y la forma de antes de tener a mis 2 niños.

A las 2 semanas postparto me puse en contacto con él para empezar a entrenar pero me lo desaconsejo y me dijo que esperara al menos otras 2 semanas más y así lo hice, no había tiempo que perder. A la 5ª semana ya estábamos con el plan de entrenamiento y de alimentación. Me costó seguirlo al principio pero pronto conseguí los primeros resultados y eso hizo que me motivara aún más si cabe.

Tenía razón Noé cuando me decía que lo fácil es escudarse en que tras los partos el cuerpo se estropea y ya nada vuelve a ser igual, pero es sólo para buscar excusas y me pongo como ejemplo. Perdí más de 23 kg y logré alcanzar un 15% de grasa corporal después de año y medio de entrenamiento. La verdad que le doy las gracias a Noé porque cuando te ves tan bien con ese cuerpo y que vas a más y más físicamente, no hay mejor motivación para seguir progresando más y más. Con tan solo 4 horas semanales puedes hacer grandes progresos como es mi caso. Querer es poder.

Sara, 32 años.

Luanco.