LOS BENEFICIOS DEL ESTIRAMIENTO

estiramientos

La mayoría de la gente cree que el estiramiento sólo sirve para aumentar la flexibilidad, pero tiene muchos otros beneficios desconocidos por muchos. El primer beneficio del estiramiento regular selectivo es que reduce la concentración de ácido láctico en los músculos. El ácido láctico es un subproducto del ATP, la fuente de energía principal que utilizan los músculos durante el ejercicio anaeróbico. Si estiramos entre series, con el estiramiento específico para el músculo que estamos trabajando en ese momento, lo que hacemos es restaurar el flujo sanguíneo del músculo ejercitado, facilitando una salida para los residuos metabólicos, y, por tanto, una recuperación más rápida
de la capacidad muscular. En segundo lugar os diré que con el entrenamiento en el gimnasio lo que hacemos es producir unas erosiones microscópicas en las fibras musculares. Este daño contribuye a producirnos molestias musculares retardadas después de unas horas. Pues bien mediante los estiramientos aceleramos la eliminación de residuos y la llegada de nuevos nutrientes al sistema músculo esquelético, contribuyendo así a reparar el tejido muscular y reducir el proceso de cicatrización. En términos más palpables os diré que el estiramiento da como resultado una mayor recuperación  y menos molestias musculares.

En tercer lugar tenéis que saber que con el entrenamiento  estiramientos
con pesos puede provocar con el tiempo que los músculos se acorten, es decir que se acostumbren a un plano de recorrido limitado. Con los estiramientos adecuados para cada músculo trabajado, se contrarrestan los efectos adversos, alargando los músculos y dotándolos de una mayor elasticidad lo que fomenta la capacidad para trabajar en un recorrido más amplio, redundando en unos mejores resultados musculares y evitando las tan temidas lesiones musculares. Otro beneficio de los estiramientos es que un músculo bien
estirado tiene más potencial de crecimiento. Para entender mejor esto, tenéis que saber que los músculos están recubiertos de una vaina densa y fibrosa llamada tejido fascial. Puesto que su función principal es proteger los músculos y otras estructuras internas de las lesiones, las fascias poseen una fuerza extraordinaria casi comparable a cables de acero. Esta fuerza de las
fascias nos salva de las lesiones pero también limitan el crecimiento muscular llegado cierto punto. Al incorporar estiramientos en nuestra rutina de entrenamiento, haremos que las fascias sean más elásticas  y por lo tanto las fibras del interior del músculo tengan mas espacio para crecer.
¿CUANDO REALIZAR LOS ESTIRAMIENTOS?
Antes de empezar con el trabajo muscular previsto para cada sesión, debéis hacer un calentamiento general entre 5 y 10minutos dependiendo de cada persona. A ese calentamiento general que se pue de hacer en bici
estática, elíptica, cinta de correr, maquina remo, etc., debe de seguirle un calentamiento de 2 o 3 series del ejercicio que vayáis a realizar. Luego seguiremos con las series efectivas de trabajo para cada músculo. Sólo a partir de estas series y no antes es cuando es recomendable estirar. El por qué es muy sencillo, pues sólo cuando un músculo esta caliente tiene mas elasticidad y podemos sacarle mas partido a los estiramientos. Por el contrario si estiramos el músculo, cuando éste está frío, corremos el riesgo de producirnos una rotura de las fascias que recubren el músculo.
Otro aspecto a destacar sobre los estiramientos es que para realizar los estiramientos correctamente debéis aguantar unos 15 segundos en la posición de máximo estiramiento, sin efectuar rebotes pues estos rebotes pueden producirnos daños musculares y articulares.
También es preciso destacar que el estiramiento debe de estiramientosrealizarse de forma suave, manteniendo una cierta tensión en el músculo, pero sin que ésta pueda llegar a causarnos dolor.
Por lo tanto recordar que son muchos los beneficios del estiramiento regular. Debéis de realizar el estiramiento tras un calentamiento general y particular del músculo que vayáis a entrenar, y nunca antes. Estirad entre series y también podéis dedicar unos minutos al estiramiento tras finalizar la sesión.