¿Qué tal chicos-as?

Mi nombre es Sandra y llevo entrenando con Noé unos 3 años. Nunca me gusto hacer deporte y la verdad mis hábitos nutricionales dejaban mucho que desear.

Estaba harta de seguir dietas. Al principio seguía  las típicas que se pueden encontrar por internet pero apenas daban resultado. Luego me puse en manos de dietistas en varias clínicas con dietas  que supuestamente eran totalmente personalizadas para mí. En alguna de ellas no sólo no baje de peso, sino que aumenté. Ni corto ni perezoso el “dietista” me dijo que estaba subiendo de peso porque estaba cogiendo músculo, y sin hacer nada de ejercicio. La ingenua de mi me lo creí porque supuestamente estaba en manos de un profesional. Todos estos pseudoprofesionales lo único que tratan es de vaciarte los bolsillos aprovechándose del desconocimiento en la materia de la gente.

Harta de todo, una amiga me habló de Noé. Me dijo que aparte de dietista es entrenador personal y que ella había pasado por una situación similar y todo había cambiado desde que empezó a entrenar con él.

No me lo pensé dos veces y me puse en contacto con él. Concertamos una entrevista y allí le expuse toda mi problemática. Cuando me dijo que tendría que combinar la dieta con ejercicio casi me cae el alma a los pies. En 35 años no había hecho ejercicio en mi vida. Buf pensé, no sé lo que aguantaré.

Con mi 1,55 de estatura y mis 100 kg. de peso podréis haceros una idea del estado en que me encontraba. Pronto comencé a ver resultados. A la vez que iba perdiendo peso me encontraba mucho mejor físicamente y eso mejoraba mi estado anímico que estaba por los suelos.

Hoy en día peso 49 kg y puedo decir orgullosa que voy cumpliendo todos mis objetivos. Cada vez que nos toca tomar medidas corporales, plicar grasa y tomar fotos para ver mi evolución, todo son mejoras.

Tengo que decir que gracias, mil gracias a ti Noé, “Arboleya Fitness”. Sin ti nunca hubiese alcanzado este físico. Gracias por animarme en los malos momentos, explicarme el porqué de las cosas y sobre todo por inculcarme unos hábitos nutricionales y de entrenamiento saludables. Eres todo un profesional.

Sandra García. 38 años.

Gijón.