Hola me llamo Isidro y tengo 20 años.

Mi problema a pesar de tener sólo 20 años era la obesidad, y digo era porque tan sólo 1 año después de empezar a entrenar con Noé  perdí casi 40 kg. Aún me sobran unos 10 más pero estamos en ello.

Deciros que Noé no es el típico entrenador que te va dando voces, ni manda las cosas porque las dice él y punto, sino todo lo contrario. Mi experiencia con él es inmejorable, pues no sólo sabe sacar lo mejor de mí sino que me da apoyo y confianza en los momentos de bajón. Es incansable, te explica una y otra vez el porqué de las cosas, tantas veces como sea necesario.

Esto para mí es importante pues  no es lo mismo comprender por qué hago tal o cuál ejercicio o por qué como un alimento u otro a tener que hacer las cosas porque sí, por imperativo legal.

Muchas gracias Noé por tu ayuda y por tu inagotable paciencia pues sé que a veces soy agotador.

Isidro Álvarez. 20 años.

Pola de Laviana.