Monthly Archives: diciembre 2015

Monica, 42 años y Guillermo, 16 años – Siero

Hola, soy Mónica y tengo 42 años y mi hijo Guillermo tiene 16 años.

Mi historia es la historia de una persona que sufría obesidad debido a una mala alimentación y la ausencia de ejercicio físico. Con 1,57 de estatura llegue a pesar 97 kg., y eso no es lo peor pues esos malos hábitos se los había transmitido a mi hijo de 16 años que con 1,75 de estatura pesaba 102 kg. Su vida y la mía transcurrían de la cocina al sofá y del sofá a la cama.

Fueron muchas las reprimendas de mi médico para que nos pusiéramos a dieta y hiciésemos algo de ejercicio pero como siempre uno se acuerda sólo de Sta. Bárbara cuando truena, y vaya si tronó. Un amago de infarto fue el detonante que me impulsó a dar un giro en mi vida y en la de mi hijo. A ese paso iba derechita a la tumba.

Contacté con Noé, nos hicimos unas analíticas y comenzamos a entrenar acorde a nuestro nivel, que era ínfimo a pesar de lo cual nos costaba horrores. Gracias a la constancia, dedicación y los sabios consejos de Noé 1 año después mi hijo ha perdido 27 kilos y yo 24, pero como dice el MR. No hay que conformarse ni relajarse para seguir mejorando.

Mónica y Guillermo.

Siero.

Jose Carlos – 17 años – Valladolid

Mi deporte favorito es el ciclismo de carretera. Después de varias pruebas y errores con varios programas de entrenamiento sacados de internet, no conseguí ningún resultado salvo perder el tiempo. Me puse a buscar la ayuda de un entrenador que me ayudase a conseguir resultados así que llamé a Noé y me puse bajo sus órdenes. Me machaca mucho en las pretemporadas y eso se nota en competición durante el resto de la temporada. Aunque soy un ciclista amateur, con la ayuda de Noé espero algún día convertirme en ciclista profesional.

José Carlos. 17 años.

Valladolid.

Roberto Narvaez – 24 años – Málaga

Mi nombre es Roberto y tengo 24 años.

Conocí a Noé atraves de su web y de su página en el facebook “Arboleya Fitness”. Me hice su seguidor y fui siguiendo sus consejos de alimentación y entrenamiento. La verdad es que funcionaban muy bien en mi caso, por lo cual me decidí a dar un paso más y contratar con él una dieta y programa personalizado. Fue entonces cuando verdaderamente se notaron mis progresos. Cada 4 meses aprovechaba un fin de semana y me acercaba hasta sus instalaciones. Allí tomábamos medidas corporales, sacábamos fotos y mediamos la grasa corporal. Todo eran progresos. Además aprovechaba para que me explicase el siguiente planning para los 4 meses siguientes, con sus consiguientes trucos para sacarle el máximo rendimiento. El que algo quiere algo le cuesta, pero los resultados valen la pena.

Gracias Noé.

Rober. 24 años.

Málaga.

Adriana – 27 años – Asturias

Me llamo Adriana y tengo 27 años.

Tras probar varias dietas y pasar por las manos de varios entrenadores personales y no menos gimnasios, oí hablar de Noé, un entrenador asturiano con buenas referencias. Pensé que si les funcionaba a otras personas, por qué no lo iba a hacer conmigo. Mi problemática básicamente era la celulitis en zonas como los glúteos, piernas, caderas. Además estaba empezando a acumular grasa en la zona abdominal.

Gracias a Noé, pues no es el típico entrenador que te da voces y no te explica las cosas, sino todo lo contrario. En mi caso estoy supercontenta con él, porque a través de la dieta y entrenamientos adaptados a mí, desde el principio se fueron viendo los resultados, hasta el día de hoy que puedo por fin sonreír, pues tengo el cuerpo que siempre quise tener, lo que ha redundado en una mayor autoconfianza y una mayor autoestima.

Adriana. 27 años.

Asturias.

Ángel – 39 años – Asturias

Me llamo Ángel, tengo 39 años y soy de Asturias.

Mi vida ha transcurrido siempre ligada al deporte. He practicado deportes de todo tipo, desde el fútbol a ciclismo, pasando por el tenis o el vóley. Fue precisamente una tarde jugando al vóley cuando tuve una caída desafortunada y me fracturé la clavícula por varios sitios. Tras operarme consulté a varios médicos, y todos ellos me desahuciaron prácticamente, me decían que si lograba recuperar la movilidad de los brazos y subirlos hasta la horizontal ya me podía dar por satisfecho.

Entonces me hablaron de Noé, la verdad no tenía nada que perder, por lo cual me puse en sus manos para rehabilitarme por segunda vez, pues la rehabilitación post-operatoria apenas si mejoró mi movilidad. Desde el principio Noé me fue sincero y me dijo que íbamos a poner todo el esfuerzo y empeño en recuperar toda la movilidad. Aprovechando el parón también empezamos a trabajar otras partes tocadas que tenía, así como a fortalecer toda la musculatura adyacente.

Los resultados se veían desde el principio y logré tras 5 meses de duro trabajo recuperarme por completo. Después de unos cuantos meses más de entrenamiento no sólo recobré toda la movilidad para hacer vida normal, sino que volví a la práctica deportiva con total normalidad, e incluso he vuelto a jugar al vóley.

Gracias, gracias, mil gracias Noé por recuperarme para el deporte, quién me lo iba a decir a mí, después de haber sido desahuciado por varios médicos.

Ángel. 39 años.

Asturias.

Asturias Economia y Empleo